feed

Requisitos para ser padrino en el bautismo y funciones de los presentes durante la ceremonia



Escucha este post Share

El pasado día 3 de agosto hemos bautizado a nuestro hijo, así que tenemos fresquito qué requisitos son necesarios para poder ser padrino, y cuál es la función de cada uno durante la ceremonia. Ojo a las preguntas que se han de contestar...
    Ante todo hay que advertir que previamente se ha de rellenar un impreso poniendo los nombres de los padres, de la criatura a bautizar, de los padrinos, lugares de nacimiento y algún otro dato más que ahora mismo se me escapa, mas nada complicado.

    Si, como fue nuestro caso, quieres que la 'inocente víctima' sea bautizada con agua del Jordán (o de otro sitio), puedes comentárselo al cura y seguro que no te pondrá ninguna pega (y si lo hace, cambiar de parroquia, por tío moñas).
  • Requisitos para poder ser padrino (sustancialmente son los siguientes):

    1. Quien va a recibir el Bautismo ha de tener un único padrino, o una sola madrina, o -como suele ser lo habitual- tanto un padrino como una madrina. Pero no pueden ser padrinos dos hombres o dos mujeres. Por supuesto, los padres del bautizado tampoco pueden ejercer el rol de padrinos.
    2. Los padrinos han de tener un mínimo de 16 años, aunque esto puede saltárselo el cura si así se le antoja, aunque el vigente código no lo aconseja.
    3. Los padrinos deben estar confirmados, pero el cura sí podría hacer una excepción en esto (el vigente código no lo desaconseja de manera expresa).
    4. Los padrinos que estuvieran en una situación matrimonial irregular (uniones de hecho, uniones civiles, o divorciados y nuevamente casados) o quien esté incurso en una pena canónica tampoco podrían ser padrinos.


  • Roles durante el bautismo

    1. Los padres se situarán donde les indique el cura junto a los padrinos y quien vaya a recibir el bautismo. En un momento de la ceremonia cada uno de los padres tendrá que persignar al bautizado (esto es, hacer la señal de la cruz sobre él) cuando el cura lo indique. Al unísono, los padres han de responder a las siguientes 3 primeras preguntas del cura:
      ¿Qué nombre habéis elegido para este niño? [En nuestro caso:] BRAIS.
      ¿Qué pedís a la Iglesia para BRAIS? EL BAUTISMO.
      Al pedir el Bautismo [...] como Cristo nos enseña en el Evangelio? SÍ, LO SABEMOS.

      La última pregunta que formulará el cura también ha de ser respondida por los padres en exclusiva:
      ¿Queréis, por tanto, que vuestro hijo BRAIS sea bautizado en la fe de la Iglesia, que todos juntos acabamos de profesar? SÍ, QUEREMOS.

    2. Los padrinos, tal y como dije anteriormente, se situarán donde el cura indique junto a los principales protagonistas del acto. También cada uno de ellos tendrá que persignar al bautizado, tal y como también lo habrán hecho el cura y los padres. Además, suele ser habitual que la madrina (si la hubiere) tenga en brazos a la criatura que va a recibir el bautismo (a no ser que sea un adulto, claro, no vaya a ser que por poner esto, alguna se me deslome...), principalmente importante es esto en el momento en que se vierta el agua bendecida sobre la criatura. El padrino, por su parte, ha de sujetar una vela y encenderla (en caso de que no lo haga el propio cura), pero siempre en el momento que se le indique. La vela puede ser que la facilite el propio cura o que haya que llevarla en el momento del bautizo. Algo muy imortante que ha de hacer el padrino, o mejor dicho, que no ha de hacer es quemar a ninguno de los presentes (por mucha que sea la tentación)... Al unísono, los padrinos han de responder a la cuarta pregunta del cura:
      Y vosotros, padrinos, ¿estáis dispuestos a ayudar a sus padres en esta tarea? SÍ, ESTAMOS DISPUESTOS.
    3. El que va a recibir el bautismo estará junto a los padres y padrinos. Sobre él se harán varios ritos: persignarle, ponerle algunas 'prendas' sobre la cabeza, mojarle varias veces... Y lo más importante, cuando el cura pregunte a todos los presentes '¿Renunciáis a Satanás?', que no se quede callado justo sólo en ese momento -sobre todo si ha estado toda la ceremonia "cascando", tal y como fue en nuestro caso-, no vaya a ser que sea excomulgado sin nisiquiera haber acabado de ser bautizado.
    4. El resto de los presentes intentarán permanecer con decoro durante toda la ceremonia, permitiéndoseles sacar fotografías o rodar en vídeo -a no ser que el cura lo prohiba expresamente, aunque rarísima vez suele pasar, de hecho nuestro cura también sacó su propia fotografía de recuerdo, y le quedó de perlas, no por nada estaba en una ubicación privilegiada-, pero sin abusar y sin molestar el desarrollo normal de los acontecimientos. Además, al unísono junto a los padres y padrinos, responderán a las siguientes preguntas:
      ¿Renunciáis a Satanás? SÍ, RENUNCIO.
      ¿Y a todas sus obras? SÍ, RENUNCIO.
      ¿Y a todas sus seducciones? SÍ, RENUNCIO. [Padrino: ojo con la velita...]
      ¿Créeis en Dios, Padre [...]? SÍ, CREO.
      ¿Créeis en Jesucristo [...]? SÍ, CREO.
      ¿Créeis en el Espíritu Santo [...]? SÍ, CREO.
    Por cierto, es tradición dejarle la voluntad al cura, ahí lo mejor es preguntar a otros parroquianos cuánto han dado ellos para no quedarse cortos ni pasarse. Al acabar la celebración también suele haber otras costumbres como pueden ser tirar caramelos y monedas (inicialmente tarea encomendada a la madrina, pero que a la postre se apunta todo el mundo) a niños conocidos que no son invitados al acto, pero a los que días antes se les ha avisado de que se pasen para ello.