feed

Y al séptimo día... Dios descansó en las Islas Cíes



Escucha este post Share

Las Islas Cíes son la joya de la corona de los cuatro archipiélagos que conforman el Parque Nacional de las Islas Atlánticas.



Clic para Ampliar


El archipiélago de las Islas Cíes está constituido por la Isla de Monteagudo, Montefaro y San Martiño, más cuatro pequeños islotes.



Clic para Ampliar



Clic para Ampliar



Clic para Ampliar
Las Islas Cíes se encuentran en la Ría de Vigo formando una barrera natural entre la ría y el mar. Chapapote en las Islas CíesPrecisamente fue este rompeolas el que evitó que en el año 2002 todo el chapapote proveniente del hundimiento del petrolero Prestige entrara inicialmente en la ría de Vigo, aunque luego la ineptitud humana condujo a que los capachos de chapapote que habían sido recogidos en las islas fueran arrastrados al interior de la ría al no ser puestos a buen resguardo.



Clic para Ampliar



Clic para Ampliar
Más de 2000 turistas diarios hacen uso del catamarán que sale regularmente desde Vigo, Baiona o Cangas para acceder a las islas. Un maravilloso trayecto de 45 minutos (desde Vigo) en el cual el turista veterano te aconseja que NO lo realices sentado en el interior (tanto por cuestiones medio-ambientales como por motivos de salud: el mareo puede llegar en cualquier momento, pero lo bueno para combatirlo es la brisa marina).












Clic para Ampliar



Clic para Ampliar
Una vez en las islas puedes optar por tomar el sol en alguna de las paradisiacas playas. El periódico The Guardian te recomienda la playa de Rodas, definida por este diario como la mejor playa del mundo (enlace más abajo). Esta playa une la isla de Monteagudo y la isla de Montefaro.



Clic para Ampliar
Detrás de la playa de Rodas se encuentra el Lago de los Niños, que hoy por hoy se encuentra acotado, prohibiéndose su acceso al encontrarse las especies en reproducción.



Clic para Ampliar
También contamos con 4 rutas diferentes si queremos hacer bastante senderismo, y digo bastante ya que el tiempo medio de ida y vuelta de la más corta de las rutas es de 75 minutos, y la más larga de 150 minutos. La más larga, la subida al monte Faro, nos brinda unas hermosas vistas.



Clic para Ampliar
Tras un largo recorrido conviene recuperarse con una buena comida y bebida. El turista puede optar por sentarse en algunas de las mesas de piedra que encontrará por los caminos y dar buena cuenta de sus propias provisiones, o sino acudir a cualquiera de los dos restaurantes existentes en las Islas, pudiendo optar por self-service, menú del día o menú a la carta.


Precisamente uno de esos restaurantes está ubicado en el único alojamiento disponible en las islas: el Camping, con capacidad máxima de 800 plazas. Una tradicción universitaria era celebrar el final del curso pasando un fin de semana en este camping bien equipado.



Clic para Ampliar


Ya sea en la visita de un día o si te alojas en el cámping (con un límite de 15 días), disfrutarás en este paraiso natural de grandísima riqueza en flora y fauna, que ya hace siglos el gran astrólogo y astrónomo Claudio Ptolomeo apodó estas islas como las Islas de los Dioses.



Clic para Ampliar


Una recomendación: visitarlas entre las dos primeras semanas de septiembre (antes de que den por finalizada la temporada de visitas), ya que la acumulación de gente desciende muy considerablemente y el calor no suele ser tan intenso.





Enlaces relacionados:


Turismo Rías Baixas ver enlace en una ventana nueva.
TOP 10 BEACHES OF THE WORLD ver enlace en una ventana nueva.