feed

Importe exacto en el autobús



Escucha este post Share

Imagínate la situación: Te diriges a una cita importante y el coche te deja tirado. Lo dejas a buen recaudo con intención de ir primero a la cita y tras ella ya avisarás a la grúa, o lo que sea menester. Un alma caritativa que pasa se ofrece a llevarte hasta la entrada de la ciudad, allí coincide que hay una parada de autobús y justo llega una de las líneas que además te vale (cosa insólita). Te subes a la guagua y resulta que estás sin cambio, sólo eres poseedor de un billete de 50 euros... ¡Se acabó la suerte! El chófer te invita a bajarte si no puedes pagar con un billete más pequeño. No sólo eso, sino es que además casi ni te permite que preguntes a los pasajeros si te pueden dar cambio...


Imagínate ese caso o simplemente el hecho de que te subes con un billete grande (yo al menos no soy consciente en todo momento de cómo tengo fraccionado el metálico). He planteado eso porque es un caso extremo real en que al menos el conductor podía mostrarse más flexible, más humano, más civilizado... pero nada... ¡y aún encima hay que cederles el paso! ¡¡¡Ja!!!


Clic para Ampliar


¿Por qué se permite esto? ¿Para facilitar el trabajo al conductor? Pues en mi trabajo nadie me facilita nada, ¿qué clase de gula papal tienen estos entonces? ¿Para agilizar el tráfico? Pues que empiecen por multar a todos aquellos que dejan el coche en las zonas destinadas a las paradas de los autobuses; estos allí parados no obstaculizan el tráfico. ¿Para agilizar la atención y el servicio del cliente? Oiga, majo, que si voy a una tienda o un bar -por ejemplo- no me ponen pegas. Que yo mismo he visto -he sufrido, más bien- cómo en una cola larga de un supermercado, el señor que iba delante de mí pagó con su tarjeta de crédito una mísera barra de pan, y aún encima el terminal no tenía línea o no sé qué gaitas.

Si algún experto lee esto que deje un comentario sobre qué ley ampara esto.

Clic en este vínculo interesante que tiene relación con el post ver enlace en una ventana nueva.