feed

El magreo tenía un precio



Escucha este post Share


Es justo lo que parece: el joven disfruta de la tersura de los pechos de la chica tras introducir unos yenes en la caja de cartón. Pero lejos de cualquier obscenidad, el magreo era para una buena causa. La joven, que trabaja como actriz porno, fue invitada el año pasado por el canal Paradise TV, en Tokio, para participar de forma altruista en un "pulpomaratón" a beneficio de la Fundación para la Prevención del SIDA. Un donativo de 1.000 yenes (8 euros) daba derecho a cinco toqueteos.

Fuente: Muy Interesante P&R (Verano 2008).

2 comentarios:

Blue Monday dijo...

Bastante sorprendente. Supongo que en España la receptora del magreo sería Lucía Lapiedra, y la altruista causa la de la operación de las hemorroides de Pipi Estrada.
Saludos desde la cueva.

EdCharrúa dijo...

¡Ahí lo has clavado!

Haz clic aquí para dejar un comentario