feed

METAL, Pt. 3: El nacimiento del hard rock



Escucha este post Share

El año 1970 marca un punto de inflexión en la historia del Rock de manera inevitable. Primero, porque es el año que ve morir a Janis Joplin y Jimi Hendrix , y tiene lugar la separación de los Beatles , y en definitiva, un cambio social y cultural que hará que el Rock pierda la personalidad y la naturaleza que habían sido sus signos distintivos en los 60. En sentido negativo, 1970 trae la confusión, el caos, la muerte del gran sueño hippie. Pero en sentido positivo trae la dispersión musical y la potenciación de los grupos y los músicos como individualidades, nacerán y crecerán grandes obras y conceptos musicales.



Objetivamente, puede decirse que del tronco común del Rock se ramificaron en 1970 tres grandes tendencias -Jazz Rock, Rock Sinfónico, Hard Rock-, que sumadas a los grandes clásicos de los 60 que se mantenían vivos (Rolling Stones , Who , Frank Zappa , Bob Dylan , etc.) tenemos un cuadro bastante aproximado de lo que era la vanguardia musical a primeros de los 70. El Jazz Rock, con grupos como Blood, Sweat & Tears , Chicago Transit Authority , Mahavishnu Orchestra , Return to Forever y Santana en sus comienzos. Por otra parte estaba el Rock Sinfónico, liderado por Pink Floyd , Genesis , Yes , Jethro Tull , Van Der Graaf Generator . Y finalmente, el Hard Rock, con la eclosión de Led Zeppelin y Deep Purple principalmente, pero con el apoyo de una buena
cantidad de grupos que les secundan, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos.



Tan sólo unos meses transcurren desde que Jimmy Page deja a los Yardbirds para ponerse a trabajar con un reputado músico de estudio, John Paul Jones , un cantante llamado Robert Plant y un batería, John Bonham . Basta una sugerencia de Keith Moon (batería de The Who ) durante un ensayo para que el invento pase a la historia con el nombre de Led Zeppelin, deshechando así su idea inicial de The New Yardbirds. Y de ahí un primer disco, y fundamentalmente un segundo, el que contiene los históricos "Whole Lotta Love" y "The Lemon Song"; los cuales constituirán lo que hoy conocemos como Hard Rock. Eran cuatro músicos capaces de crear un mundo de sensaciones, mágico y magnético como el que generaba Jimi Hendrix en sus descargas, haciendo maravillas sonoras en el estudio y apocalípticas descargas eléctricas en vivo, inmensas como su sonido y su talento creador: "Inmigrant Song", "Rock 'n' Roll", "Black Dog", por lo fuerte, y "The Train Song", "Going to California" o la mítica "Stairway to Heaven" demostrando su vena lírica y baladística. Led Zeppelin mezclaban la influencia básica del Blues británico (Cream , Yardbirds, etc.) y el Acid Rock de la Costa Oeste con retazos de Folk Rock y, sobre todo, con un volumen atronador.



Deep Purple existía, con más o menos fortuna y, desde luego, sin una dirección musical clara desde 1967, pero es en 1970, con la llegada al grupo del cantante Ian Gillan y el bajista Roger Glover , y con la grabación de "In Rock" cuando sientan las bases del Heavy más potente. Siempre influenciados por los devaneos sinfónicos del teclista Jon Lord , pero con la fiereza y la locura metálica del guitarrista Ritchie Blackmore y de Ian Gillan, crearían en ese disco fragmentos totalmente imprescindibles para la historia, como la estrepitosa y dramática obertura de "Speed King", con un Blackmore sacando de su guitarra unos aullidos impresionantes, o el pavoroso crescendo de "Child in Time". Y a partir de este disco el éxito les llegaría y rivalizarían con Led Zeppelin hasta la desaparición de estos.



Paralelamente al encubramiento de estos dos monstruos sagrados, en 1970 aparece Black Sabbath , que si bien empiezan haciendo un Blues Progresivo con claras reminiscencias Folk (por ejemplo, "The Wizard" de su primer disco, tema que posiblemente compuso el guitarrista Tony Iommi en su breve estancia en Jethro Tull), en su segundo trabajo, "Paranoid", ya el cuarteto ha adquirido un sonido pesado, contundente, metálico, que al lado de su estética, tétrica y recargada, está ya avanzando lo que será la imagen del Heavy Metal de los ochenta.



También ese año ve el nacimiento de Uriah Heep , grupo de Hard Rock, réplica en cierta manera de Deep Purple y Black Sabbath. El grupo lo constituían un formidable teclista, Ken Hensley , un guitarrista líder, Mick Box , y la voz de David Byron .



Free , la banda de Paul Rodgers y Paul Kosoff , en un plano más clásico, más enraizado con el Rock, pero con la aportación del Blues y del Rock americano, y de la mano de canciones como "Mr. Big", "Wishing Well" y, sobre todo, su gran éxito "All Right Now", se incorporó al reino de los grandes del Hard Rock.



En América el equivalente más claro a la saga inglesa de los Jimmy Page, Ritchie Blackmore, Tony Iommi, Paul Kossoff, etc. -y recogiendo la antorcha de grupos como Steppenwolf o Blue Cheer -, está en un grupo llamado Grand Funk Railroad . GFR (abreviatura con que se les conocía) crearon leyenda desde su mítica actuación en el Festival Rock de Atlanta el 4 de Julio de 1970, una de las celebraciones de Hard Rock más grandes de la década. Aunque es cierto que GFR gozaron por parte de sus managers de un apoyo y una confianza que a sus coétanos ingleses les costó años ganar, no es menos cierto que el increíble volumen decibélico que destilaban sus amplificadores y la fuerza bruta de sus descargas en directo, registradas en un histórico álbum en vivo, "Live" de 1971, les colocaron en el pedestal de la gloria. "We're an american Band" fue su tema bandera e himno para la posteridad.



Más tarde no tardarían en consolidarse bandas como Aerosmith , que son una leyenda todavía viva, Ted Nugent , tras los Amboy Dukes , y Alice Cooper , con sus discos "School's out" y "Billion Dollar Babies" y sus espectaculares puestas en escena es un precedente del ya inminente Hard Glam.



En Inglaterra, a lo largo de 1972, se establecen otros históricos, los Humble Pie de Steve Marriot y Dave Clempson , gracias a su doble en vivo "Rockin' the Fillmore".



En 1973 va a surgir el Glam Rock, movimiento más estético que musical, pero bajo cuyo manto vamos a encontrar aportaciones más que interesantes al Heavy Metal. Desde el Rock 'n' Roll macarra y vacilón de los Slade , al Heavy-Pop de Sweet , con temas como "Fox on the Run", "Blockbuester" o "Ballroom Blitz".



Sin que se les pueda considerar como Heavy, los Spiders From Mars de Mick Ronson dotan a David Bowie de algunos cortes verdaderamente duros, y lo mismo se puede decir de los T. Rex de Marc Bolan , cuyo tema "Children of the Revolution" tiene momentos guitarrísticos de auténtico Heavy Metal.

2 comentarios:

WOOD dijo...

Siempre resulta grato leer sobre un episodio de esta envergadura, y mucho más grato si es relatado de esta forma.
Como bien puedes imaginar tengo mis preferencias de los artistas que mencionas. Entre ellas los que acabaron en el 70 (Joplin, Hendrix y Beatles). De los clásicos que permanecieron vivos en esa decada todos son santos de mi devoción menos Zappa (nunca pude con él, tiré la toalla tras varios intentos). De Jazz rock no me tira mucho y tampoco le he querido dedicar mucho tiempo, aunque nunca se sabe. De rock sinfónico me gustan unas pocas cosas de Pink Floyd, Yes o Jethro Tull, pero tampoco es mi estilo. De hard rock me atrapan los Zeppelin (y las influencias que mencionas de Cream y Yardbirds) así como los primeros Deep Purple, algunas cosas aisladas de Free o Steppenwolf, Aerosmith o Alice Cooper, y Grand Funk Railroad los descubrí hace poco y me satisfacen bastante. Respecto a Humble Pie, al igual que los Zeppelín, para mí son palabras mayores. Y en cuanto al glam-rock cosas sueltas de Sweet, Slade o Mick Ronson, y mucho, mucho Bowie y Bolan.. Los que no menciono es porque al menos hasta el día de la fecha no he podido sintonizar bien por desconocimiento, bien porque no han resultado santos de mi devoción. Perdona por la brasa. Te leo. Abrazo.

EdCharrúa dijo...

Wood, gracias por tus amables palabras. Tu cita a los Beatles me ha traído a la mente que en mis tiempos en ESP.MUSICA de fidonet había un usuario que tenía la teoría que la mayor parte de la gente que citaba a Beatles como uno de sus grupos preferidos pues que no tenían ni un solo disco original de ellos, y la verdad es que puede que no fuera muy desencaminado. ¿Tú qué opinas? Por cierto, no sé por qué pero con Bowie nunca he llegado a sintonizar del todo, eso sí, el primer disco que hizo con Tin Machine me encanta. Saludos

Haz clic aquí para dejar un comentario