feed

Harry Potter y el Misterio del Príncipe



Escucha este post Share

No pude ver la película en la primera semana de su estreno, pero al final he podido verla, así que ahora os dejo información sobre ella y mi crítica.


Clic para Ampliar


Datos de esta película:

TÍITULO ORIGINAL: Harry Potter and the Half-Blood Prince.
AÑO: 2009.
DURACIÓN: 153 min.
CALIFICACIÓN MORAL: No recomendada para menores de 7 años.
PAÍS: UK/USA.
DIRECTOR: David Yates.
GUIÓN: Steve Kloves. Novela: J.K. Rowling.
MÚSICA: Nicholas Hooper.
FOTOGRAFÍA: Bruno Delbonnel.
REPARTO: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Jim Broadbent, Tom Felton, Michael Gambon, Alan Rickman, Robbie Coltrane, Helena Bonham Carter, Brendan Gleeson, Matthew Lewis, Bonnie Wright, Jessie Cave, Helen McCrory, David Thewlis, Natalia Tena, Julie Walters, Maggie Smith, Fiennes Tiffin.
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures / Heyday Films.
WEB OFICIAL: http://harrypotter.warnerbros.es/site/index.html
GÉNERO: Drama / Fantasía / Aventuras / Comeida romántica.
RECAUDACIÓN EN ESPAÑA: 12.152.876 €
SINOPSIS: Sexto año en Hogwarts. Mientras el plan de Voldemort va tomando forma, Harry y el profesor Dumbledore se preparan para plantarle cara al innombrale señor maligno. La clave de todo parece tenerla el sibarita y esnob profesor Slughorn, un antiguo empleado de la escuela que fue maestro del mismísimo Tom Riddle. Mientras, las hormonas causarán estragos en los protagonistas transformando por completo sus relaciones.





Trailer final en español:






Curiosidades:

  • Jim Broadbent ganó el Óscar por su papel secundario en Iris en el año 2001.

  • Bruno Delbonnel fue candidato por dos veces al Óscar de Hollywood por su fotografía en las películas "Largo domingo de noviazgo" de 2004 y "Amelie" de 2001.

  • Las escenas en que Tom Riddle tiene 11 años de edad, fueron interpretadas por Hero Fiennes Tiffen, el sobrino de Ralph Fiennes, el actor que da vida a Lord Voldemort.



  • Clic para Ampliar


  • El estreno, previsto para el 21 de noviembre de 2008, se retrasó a causa de la alteración que produjo en la industria la pasada huelga de guionistas. En un comunicado, la productora Warner Bros explicó que "el verano es una época ideal para una producción para la familia y, además, como cualquier otro estudio aún sufrimos la repercusión del parón de los guionistas, que retrasó algunas producciones y cambió el panorama de la competencia en 2009".

  • Helen McCrory interpreta el papel de Narcissa Malfoy, pero ella había hecho la audición para interpretar el papel de Bellatix en la película Harry Potter y la Orden del Fénix.



  • Clic para Ampliar


  • Al inicio de la película, los Dementores destruyen el puente Millennium de Londres. El puente no es mencionado específicamente en el libro ya que la acción se sitúa entre los años 1995 y 1996 y el puente no fue construido hasta el año 1998 (y no se inauguró hasta el 10 de junio de 2000).

  • Cuando Dumbledore regresa del cuarto de baño en la casa ocupada por Slughorn, lleva en sus manos una revista en cuya portada se encuentra J.K. Rowling, la escritora de la saga.
  • En el guión original se incluía una línea en que Dumbledore mencionaba una chica de la cual se había enamorado locamente cuando era joven, pero finalmente tuvieron que eliminarlo ya que cuando lo leyó J.K. Rowling les informó de que el viejo director era gay.






Mi opinión (llena de spoilers):

La sexta película de la saga supone una mejora considerable respecto a la anterior ("H.P. y la Orden del Fénix"), también dirigida por David Yates, pero queda muy por debajo de las cuatro primeras.

Esta nueva entrega cuenta con buenos efectos especiales, maravillosa fotografía, grandes actuaciones y notable banda sonora. Además, al recuperar como guionista a Steve Kloves, la trama y su continuidad vuelve a ser coherente (no como en la anterior entrega en que el guionista Michael Goldenberg se las ingenió para destrozar la fascinante novela de J.K. Rowling). ¡Ojo! He dicho coherente y -además- siempre comparándola con la anterior película, ya que a mí con esta entrega me ha defraudado muchísmo la labor de adaptación de Kloves (está a años luz de lo conseguido en la tercera, "H.P. y el Prisionero de Azkabán").

A la película se le critica la falta de acción, el pasar de puntillas sobre los temas centrales del libro, y ser muy pastelosa al contener tanta escena romántica. Y la verdad es que no le faltan razón a esas críticas, a saber: lo que se dice acción, prácticamente sólo la hay al principio en las escenas añadidas por el guionista con la captura de Olivander y posterior destrucción del puente Millennium (aunque personalmente me dio mucha angustia al comienzo de todo viendo la gente tomar café mientras contemplaban que algo extraño sucedía, se me vino a la mente el fatídico 11s). Otras escenas añadidas por el guionista son las del ataque de los mortífagos a la Madriguera en que hay una mínima acción. Hacia el final de la cinta nos encontramos con los inferi en la cueva y punto pelota. En la novela la acción más importante se encuentra en el momento en que los mortífagos entran en Hogwarts, pero no se ha incluido en la película.


Clic para Ampliar


El título del film podría hacernos pensar que la trama estaría centrada en descubrir quién es ese príncipe y por qué tiene tal condición, sin embargo este es uno de los fallos más gordos de Kloves. No es hasta el final del film que descubrimos que el tal príncipe no es otro que el profesor Snape. Hasta ese momento poco se incidió en ello, a penas un mínimo interés mostrado por Hermione que les comunica a sus compañeros que no ha encontrado ninguna referencia en la biblioteca al Príncipe Mestizo (título original en inglés de la novela). Podían haber invertido unos minutos en explicar por qué tiene tal condición. Realmente no es que tenga mucha importancia, pero al menos justificaría más el cambio del título de "H.P y el Príncipe Mestizo" a "H. P. y el Misterio del Príncipe".


Clic para Ampliar


Otros temas importantes en la novela son los recuerdos relacionados con Voldemort y los horrocruxes, sin embargo en la película todo esto está narrado de una forma muy vaga (¿qué pasa con la mano de Dumbledore y el anillo?), y al contrario de lo que sucede con el Misterio del Príncipe, esto sí tiene especial importancia. Veremos cómo lo solucionan en las próximas dos entregas en que se dividirá la última de las novelas de la saga. Por cierto, es en estas escenas de Harry con Dumbledore cuando realmente estaría justificado que le llamara profesor al viejo director, ya que hasta ese momento nunca había recibido instrucción alguna por su parte (ni él ni el resto de alumnos del colegio).


Clic para Ampliar


Sin embargo se hace más hincapié en el sufrimiento y angustia de Draco al realizar la misión que tiene encomendada, y cuando finalmente lo logra, uno se pregunta... ¿pará qué se tomó tanto trabajo? Es decir, ¿qué necesidad había de que los mortífagos entraran en el colegio si no se produce ningún enfrentamiento con ellos? En la novela ya es algo poco claro la necesidad real de la entrada de estos en el colegio, pero es que en la película es totalmente absurdo.


Clic para Ampliar


El tercer punto muy criticado es el de los continuos devaneos amorosos. En mi opinión es algo que le da más vidilla a la película. Yo no lo critico en cuanto al número de estos sino en cuanto a su ubicación en la trama ya que parece que se ha trastocado todo para meterlo con calzador. Primero tenemos la relación entre Tonks y Lupin, que en la película se intuye que es una relación consolidada mientras que en la novela sabemos que es un poco problemática. Después tenemos el triángulo Ron-Lavender-Hermione que está muy bien llevada durante toda la cinta, y el patético lío amoroso entre Ginny y Harry. Por imperativo tenían que colar por un lado los besos entre Ron y Lavender, y por otro un beso entre Harry y Ginny. El resultado ha sido desastroso: el primer beso entre los dos primeros parece ser la justificación de la inclusión del Qudditch, este deporte no tiene otra especial importancia en el film más que para que en la celebración de la victoria estos dos se besen. En cuanto a los segundos, el guionista se inventa que Ginny ayude a Harry a esconder el libro de pociones para culminar la escena besándose. Es decir, Harry casi mata a Draco, Snape le deja marcharse de rositas... y acto seguido ambos esconden el libro (el espectador se preguntará extrañado el porqué) y se culmina la situación premiando a Harry con un beso de su amor cuasi-platónico Ginny, quien -por otro lado- resulta ser todo un pendón ya que anteriormente se besaba con otro chico con el que teóricamente aún está saliendo...


Clic para Ampliar


Centrándome momentáneamente en el análisis interpretativo (luego volveré a arremeter contra el guión), he de decir que muchos de los actores jóvenes han mejorado muchísimo en sus actuaciones. Buena prueba de ella es el extraordinario trabajo realizado por Tom Felton como Draco, que como anteriormente he comentado, consigue transmitirnos todo su dolor y angustia en la tarea que tiene encomendada. Otra sorpresa agradable es el rol de Rupert Grint como Ron, quien inesperadamente lo borda en las escenas en que actúa bajo los efectos de la poción de amor. También es mala suerte que dos de los peores actores de todo el elenco tengan papeles importantes, me refiero a Daniel Radcliffe como Harry y a Bonnie Wright como Ginny, ambos lo han hecho y lo siguen haciendo fatal; fíjense que Daniel no sabe ni reírse (como ya quedó demostrado en la película anterior). Por cierto, en esta película han intentado recrear la risa espontánea del trío protagonista en la anterior "H.P. y la orden del Fénix", pero les ha quedado muy mal, se nota muy forzada la risa de Emma Watson como Hermione. Es sangrante el caso de Daniel, que nisiquiera aproveche para lucirse un poquito no ya en toda la película, sino nisiquiera en momentos tan señalados como en los que actúa bajo los efectos del Felix Felicis. Eso sí, debo destacar cuando Harry bajo el efecto del Felix Felicis se encuentra con Horace y el alumno imita la forma de hablar del profesor ("Haaaarrry" - "Seeeeñññor"), no creo que sea acierto del doblaje, supongo que en versión original también es así, está realmente logrado. Si en la anterior entrega la revelación fue Evanna Lynch como Luna (que aquí sigue haciéndolo fenomenal), en esta ocasión hay que destacar notablemente a Jessie Cave como Lavender, y recuérdese que ambas actrices son noveles, lo cual supone un punto a favor del director David Yates el saberlas dirigir. Emma Watson interpreta un rol poco reconocible en esta película (eso no es culpa suya sino del guionista), hasta el punto de que aparece como una borracha e incluso llora (en mi opinión en el libro se muestra muy enfadada y celosa pero nunca llega a mostrar sus sentimientos llorando). En cuanto al reparto "maduro" pues normal, aunque para mí destacan Michael Gambon como Dumbledore, que al fin ha tenido ocasión de lucirse y también muy bien el ganador del Óscar Jim Broadbent como el profesor Slughorn.


Clic para Ampliar


Vuelvo a comentar el guión para reflejar aspectos muy negativos: Me parece muy bien que el guionista se inventé una cualidad nueva de Harry como es la de ser un patoso gigoló, escenificada al principio de la película en la cafetería, pero lo que no puede ser es que la acción continúe y se nos muestre a Dumbledore como un pasmarote contemplando un cartel publicitario y llegue Harry y le imite embobado... a parte de resultar lento es patético. Por cierto, cómo llegaron hasta allí ambos no se explica, teóricamente todo esto sustituye las escenas en la casa de los Dursley que se producen en la novela (se supone que las omitieron por cuestión de metraje). Otra de juzgado de guardia: Luna encuentra a Harry tumbado en el tren bajo la capa de invisibilidad... Podemos tragar conque Luna sea una iluminada que gracias a su locura pueda ver con sus gafas especiales a seres vivos tras una capa invisible, pero lo que no tiene justificación es que ella estuviera rondando por el tren cuando todo el mundo ya hacía rato que se había apeado, ¿por qué no dejaron que Tonks encontrara a Harry tal y como sucede en la novela? Más cosas: antes comenté el ataque de los mortífagos a la Madriguera, otra escena inventada en que se comete un doble error: por un lado se quema la casa y se supone que en la próxima película deberá celebrarse una boda allí, y por otro lado no hay realmente un enfrentamiento entre los buenos y los malos (a parte de que no se sabe cómo consiguieron estos llegar hasta allí), y la cosa se queda en nada; a lo largo de la película no se vuelve a mencionar este ataque, no hay una preocupación por dónde van a residir los padres de Ron. Un pequeño detalle: cuando Harry hace sus funciones de capitán, les dice a los candidatos que aunque hayan estado en el equipo el año anterior, eso no les garantiza el puesto en la temporada actual... ¿por qué rayos está entonces Ginny como si fuera la sub-capitana detrás de él y haciendo callar a los demás? Si al principio de la película a Harry se le añade la cualidad de gigoló, hacia el final se le resta la de valentía, digo esto porque decidieron que en vez de hacer que Dumbledore paralizara a Harry, lo que vemos es cómo éste contempla impasible la muerte del director escondido en un nivel inferior... ¡y yo que tenía entendido que las cualidades de los Griffindor eran la osadía y la valentía! Lo que más me ha molestado de toda la película es que no se haya incluido la batalla contra los mortífagos en el colegio (como antes apunté) y que se sustituyera el funeral de Dumbledore por un mini-homenaje en forma de varitas al cielo (con el efecto colateral de acabar con la marca de Voldemort); por cierto, patética la decisión de dejar a Dumbledore tirado en el suelo y que de pronto llegue Harry para abrazarse al profesor mientras todos los demás mantienen una muy considerable distancia con el fallecido...


Clic para Ampliar


En cuanto a los diálogos, se han dotado a estos de inocentes dobles intenciones ("Harry, ¿tú y Ginny lo hicieron?"), bastante humor ("Camino dormida, por eso duermo con zapatos") e incluso en el momento del funeral de Aragog se incluye una bonita historia que relaciona un pez y a la madre de Harry.


Clic para Ampliar


La banda sonora es buena y en ocasiones bastante buena. Me gustó especialmente la música que suena cuando Hermione está llorando tras el primer beso entre Ron y Lavender, cuando esconden el libro de El Príncipe Mestizo y cuando están frente a la cueva.


Clic para Ampliar


Resumiendo, si esperas que la película sea exactamente igual al libro pues te llevarás una gran desilusión. Puntuándola desde el punto de vista de una adaptación yo le doy un 2 sobre 10, pero calificándola como película independiente la punturía con un 7.