feed

Iron Maiden - "Seventh Son Of A Seventh Son" (1988)



Escucha este post Share

Seventh Son Of A Seventh Son

El séptimo hijo de un séptimo hijo es el séptimo disco en estudio del grupo. La novedad de este trabajo es que se trata de una obra conceptual. Se alejan de las largas composiciones (excepto en el tema título) pero adoptan un estilo más barroco, más recargado, difícil de entender en una primera audición (salvo su hit–single "Can I Play With Madness"), que sin embargo no fue impedimento para que el disco llegara al número uno en las listas inglesas. Las letras de las canciones son verdaderos poemas, historias épicas, con un aire mucho más místico. Este trabajo nos presenta una portada surrealista al más puro estilo de Salvador Dalí: localizado en una zona de agua helada nos encontramos sólo la parte superior del cuerpo de EDDIE y sobre la nieve hay más EDDIES helados (en toda la portada y contraportada hay un total de siete EDDIES diferentes). También hay un misterioso libro. La marca de Derek Riggs está en el agua, próxima al cuerpo de EDDIE.


Clic para Ampliar


Formación: ADRIAN SMITH (guitarra), BRUCE DICKINSON (voz), DAVE MURRAY (guitarra), NICKO MCBRAIN (batería) y STEVE HARRIS (bajo).

Temas de la edición del 11 de Abril de 1988: Moonchild, Infinite Dreams, Can I Play With Madness, The Evil That Men Do, Seventh Son Of A Seventh Son, The Prophecy, The Clairvoyant, Only The Good Die Young.

Temas extras en el bonus cd de la edición de Octubre de 1995: Black Bart Blues, Massacre, Prowler '88, Charlotte The Harlot '88, Infinite Dreams (Live), The Clairvoyant (Live), The Prisoner (Live), Killers (Live), Still Life (Live).

Se trata de un disco conceptual, basado en “Seventh Son”, la obra de Orson Scott Card (más conocido por su obra “Ender’s Game”, esto es, “El juego de Ender”). Cuenta la historia de un niño desde su nacimiento hasta su muerte. Este séptimo hijo de un séptimo hijo tiene el poder de curar y tiene el sexto sentido de ver el futuro. Poco a poco comprobamos cómo su poder va creciendo, hasta que le lleva a la locura. Sin embargo, a este profeta nadie le hace caso, y cuando sus pronósticos se cumplen, todo el mundo le culpa.

"Moonchild es el nombre de un libro de Aleister Crowley, el más prominente satanista del siglo XX, quien se designó así mismo como "la Bestia 666". La letra de la canción está basada hasta cierto punto en el "Liber Samekh" de Crowley. En el tema se cita "the scarlet whore", se trata de una deidad en el panteón de Crowley. Esta canción fue grabada en una sola toma. En este primer capitulo de la historia, se nos introduce a los padres del séptimo hijo, con la madre expectante siendo el centro de la atención de Lucifer mientras Gabriel (El Arcángel que desterró a Lucifer) duerme dejando a sus angeles luchar por el alma del bebé. El niño está maldito aún sin haber nacido...

En "Infinite Dreams" el padre, que a su vez también es un séptimo hijo, tiene visiones y sueños que lo torturan y no lo dejan en paz. Él parece tener poderes sobrenaturales pero no puede comprenderlos. Explora el tema de lo que hay más allá de la muerte, así como la reencarnación.

En "Can I Play With Madness" el padre del séptimo hijo recurre a un profeta para que le aclare e interprete los sueños que usualmente tiene ("Infinite Dreams"), pero sus respuestas no son de su agrado y se enoja y actúa violentamente. Él cree que el profeta es un viejo loco y ante la inminente verdad, actúa como un animal acorralado.

El título de "The Evil That Men Do" es de una cita de "Julio César" de Shakespeare. La cita es del soliloquio de ‘Marco Antonio’: "[...] The evil that men do lives on after them, But the good is oft interred with their bones [...]" ("El mal que los hombres hacen les sobrevive; a menudo el bien es enterrado con sus huesos"). La canción nada tiene que ver con lo anterior, se interpreta como una escena rápida de la concepción del séptimo hijo del séptimo hijo. Es evidente que el protagonista de la canción está enamorado (moriría por ella) y que por alguna extraña razón perdió contacto con esa persona. El resto de la canción contempla la posibilidad de un suicidio, la pérdida del amor y las recurrentes pesadillas.

"Seventh Son Of A Seventh Son" comienza con el nacimiento de un niño, el cual es el séptimo hijo de un séptimo hijo y heredero de poderes paranormales.

"The Prophecy" relata la insistencia del séptimo hijo para que su pueblo considere las advertencias de un desastre que se avecina, pero no es escuchado.

"The Clairvoyant" narra las reflexiones del séptimo hijo acerca de su vida y sus poderes. Él ahora es un gran vidente y es capaz de manejar sus poderes. Sin embargo, esto se vuelve abrumador y confunde lo que ve con sus ojos con lo que ve en sus visiones. Es por eso que la muerte se presenta como la única salida a su sufrimiento.

El título de la canción "Only The Good Die Young" lo deja claro: es una reflexión sobre que sólo los buenos mueren jóvenes. El séptimo hijo, que pudo ser un héroe, terminó siendo considerado un villano ya que lo hicieron culpuble de lo sucedido por sus oscuras premoniciones ("The Prophecy"). También se habla de una confrontación bien-mal, y acerca de quien "caminó sobre el agua". Realmente lo que parece reprochar es el sentimiento de que a él no le creyeron su profecía pero sí creen en cosas escritas muchísimos siglos atrás sobre alguien que camina sobre el agua, por ejemplo. Por eso, él dice que la próxima vez crean en sus sacerdotes y en sus culpas, a ver si estas son capaces de predecirles lo que sucederá.

Mi opinión: La complejidad instrumental alcanza su cima en este trabajo en general y en el tema título en particular. Realmente se hace duro escucharlo por primera vez si conoces la carrera del grupo hasta este momento. El tímido sonido sintetizado del anterior disco deja paso al uso sin pudor alguno de los sintetizadores para crear unos ambientes más oscuros. El flirteo del grupo con el rock progresivo y sinfónico se eleva aquí a la máxima potencia, Iron Maiden se habían convertido en uno de esos grupos de los que se reían los punks: unos viejos dinosaurios aburridos... ¿aburridos? A mí al menos no me lo parecen, pero claro, ¡a mí me encantan los viejos dinosaurios! Yo recomendaría escuchar el disco entero, de un tirón, pero voy a destacar el tremendo hit-single "Can I Play With Madness" y el tema título (Me encanta esa magistral sección instrumental final).




2 comentarios:

convert wma to mp3 dijo...

Nunca he visto nada como esto, muchas gracias!
convert wma to mp3

Ed Charrúa dijo...

De nada, saludos cordiales.

Haz clic aquí para dejar un comentario